El Frente Ciudadano por México busca la transición hacia un régimen parlamentario que acabe con el presidencialismo: Telma Guajardo.

Escrito por Super User. Publicado en Principal

•  Autoritarismo, corrupción, desigualdad y violencia, temas de agenda común de la oposición
•  Establecer acuerdos por encima de diferencias ideológicas a favor de los intereses del país, precisa Baltasar Zamudio
La transición de un régimen presidencialista a uno parlamentario, que tenga contrapesos políticos y permita el combate a la corrupción y disminuir la brecha de desigualdad son los principios que dan sustento al proyecto de Frente Ciudadano por México (FCM).

Así lo señalaron en rueda de prensa la secretaria de Política de Alianzas del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mary Telma Guajardo Villarreal, y el presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), Baltasar Zamudio Cortés.

Les acompañaron el secretario de Política de Alianzas Estratégicas del CEE guanajuatense, Carlos Durán Rivera, y el secretario de Finanzas, Arturo Bravo Guadarrama.

La integrante del CEN estuvo en el estado de Guanajuato para explicar los planteamientos del FCM. Se trata de un proyecto opositor que responde a la necesidad de transformar un régimen autoritario caduco, que ha sido socavado por la corrupción y que genera desigualdad y violencia, explicó.

Guajardo Villarreal precisó que el FCM no implica necesariamente una alianza electoral, aunque puede sentar bases para tal efecto. Lo importante, indicó, es la integración de un proyecto que se finca en acuerdos entre diferentes fuerzas políticas sobre temas que están por encima de las diferencias ideológicas.

El autoritarismo fincado en la figura del presidente y de un partido dominante, añadió la ex diputada local y federal, la falta de transparencia y rendición de cuentas en el manejo de los recursos públicos y una aguda y creciente desigualdad son tres temas sustantivos que sólo se pueden combatir si hay un acuerdo amplio entre fuerzas políticas diversas.

El FCM, agregó quien fuera candidata perredista al gobierno de Coahuila, abre las puertas a la posibilidad de derrotar electoralmente al autoritarismo y establecer un cogobierno que atienda esos aspectos.

El dirigente estatal perredista explicó que el CEN planteó el pasado mes de junio la propuesta de una gran fuerza opositora, a la que llamaron Frente Amplio Democrático (FAD). A esa convocatoria respondieron el Partido Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC), para conformar el pasado 4 de septiembre el FCM.
Este Frente fue registrado la semana pasada ante el Instituto Nacional Electoral (INE) e implica el compromiso de establecer una agenda común entre ésas y las fuerzas políticas que se sumen, con base en coincidencias y por encima de intereses partidistas e ideológicos. La finalidad, abundó, es impulsar la transición hacia un nuevo régimen político, que supla al agotado modelo actual.

No implica de entrada, reiteró, una alianza electoral, pero abre la posibilidad; de igual manera, dijo, establece las bases tanto para un modelo parlamentario o semiparlamentario de gobierno y para un cogobierno, aspectos que son posibles en cualquier país democrático moderno.

Los primeros logros del FCM, indicó, fue haber impedido que el actual titular de la Procuraduría General de la República pasara en automático a ser el Fiscal General de la Nación –el llamado “fiscal carnal”- y la presentación de una agenda parlamentaria común.

Las fuerzas integrantes del FCM desarrollan una plataforma electoral común y con base en este proyecto discutirán las bases para la participación de cada uno de sus integrantes en los comicios de 2018, concluyó.