Empezar de cero, unir a los demócratas, cambiar de régimen y enfrentar la impunidad transexenal.

Escrito por Super User. Publicado en Expresiones de Opinión

· El PRD cumplió un papel fundamental en la transformación del país.
· Continuando con su herencia democrática y generosa es momento de declarar su fin y poner su registro al servicio de un nuevo proyecto.
· La exigencia ciudadana de combate a la corrupción y a la impunidad no ha sido respondida por el gobierno actual ni el entrante.

1. El PRD está en la peor crisis de su historia y la única forma de salir de ella es con una refundación radical que parta de cero. Hay que volver a empezar. Eso significa poner el registro al servicio de un nuevo proyecto en el que todo esté a discusión y se privilegie en todo momento el consenso para avanzar. Ir a una elección interna para que el clientelismo defina la correlación interna entre tribus es no entender que no se entiende. Lo único responsable sería que un Congreso disuelva al partido y convocar a los demócratas del país a construir algo distinto y mejor.

2.     Estamos convencidos de que México necesita un cambio de régimen, Eso no significa que arriemos nuestras banderas, al contrario, tenemos el derecho constitucional de seguir defendiendo nuestras ideas y hacer alianzas con personas y fuerzas que las compartan.

 3.     Creemos indispensable crear un polo que defienda la democracia, el federalismo, la transparencia, las libertades y los derechos humanos, al mismo tiempo que combata frontalmente y sin concesiones a la corrupción, la impunidad y la discriminación; que se plantee potenciar el crecimiento económico y reducir la agraviante desigualdad. Se necesitan en el país contrapesos efectivos y oposiciones responsables que respalden lo que consideran correcto sin dejar de ser firmes frente al Ejecutivo todopoderoso y denunciar los errores, fallas e insuficiencias.

4.     Vemos con preocupación como la nueva mayoría legislativa, se comporta como la vieja mayoría priista haciendo acuerdos inmorales como el ocurrido en el Senado de la República que permite seguir siendo gobernador a y senador electo Manuel Velasco Coello, se han convertido en aquello que decían combatir.

5.     Consideramos inadmisible la exultante impunidad del fin de sexenio. La liberación de Elba Esther Gordillo, la reclasificación de delitos para abrirle la puerta de la cárcel a Javier Duarte y el grosero desistimiento contra Alejandro Gutiérrez son una burla a la voluntad popular que clama justicia. Por eso nos preocupan las declaraciones del presidente electo en el sentido de que no se perseguirán los delitos cometidos por la administración saliente y que habrá un “borrón y cuenta nueva”. No lo compartimos y nos parece pernicioso. Por eso preguntamos a Andrés Manuel López Obrador si hizo un Pacto de Impunidad con Enrique Peña Nieto.

 

Iniciativa Galileos.