RESOLUCIONES DE LA CORTE EN MATERIA DE DIVERSIDAD SEXUAL, CONTRIBUYEN A FORTALECER ESTADO DE DERECHO: SNDS-PRD

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ciudad de México, diciembre 16 de 2017 (SNDS-PRD).- La Secretaría Nacional de Diversidad Sexual del Partido de la Revolución Democrática (SNDS-PRD), saluda con beneplácito el Tercer Informe Anual de Labores rendido por Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En dicho documento queda clara la postura y determinación de la Corte de priorizar las acciones tendientes a favorecer el desarrollo de los derechos de las personas. Se trata de una tarea que sin duda merece ser reconocida por realizarse con plena convicción y compromiso en el fortalecimiento del Estado de Derecho.

A través de sus resoluciones, la SCJN ha subrayado y sentado los precedentes en torno a la necesidad de reconocer jurídicamente los derechos de poblaciones históricamente vulneradas, como los de la diversidad sexual. El caso, tal vez más representativo es el referente a la tesis jurisprudencial 43/2015 emitida en julio de 2015 sobre la inconstitucionalidad de toda ley definitoria del matrimonio como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer con fines de procreación.

Las deliberaciones de las y los ministros han contribuido a la instauración jurídica de un piso mínimo y necesario en materia de respeto a los derechos de las personas del colectivo lésbico, gay, bisexual, travesti, transgénero, transexual (LGBTTTI). El derecho a conformar familias sin importar la orientación sexual o identidad de género de sus integrantes, no hubiera podido concretarse sin el apoyo y objetividad de la Corte.

Dichas luces jurisprudenciales han sido de suma valía en un contexto nacional en el que tintes oscurantistas impulsados por grupos conservadores civiles y religiosos intentan revertir las libertades alcanzadas en materia de respeto a las diferencias, a las diversidades, y a la pluralidad propia de la sociedad mexicana contemporánea.

En los albores del siglo XXI, hablar de la dignidad del colectivo LGBTTTI, es posible gracias al trabajo y visión progresista de la SCJN, misma que desde 2009 se ha pronunciado a favor del reconocimiento progresivo de los derechos de las personas de la diversidad sexual.

Basta recordar que en ese año el pleno determinó el contenido del derecho al libre desarrollo de la personalidad y a la privacidad en los casos de personas trans con solicitud de cambio de su identidad ante el Registro Civil, o cuando en 2010 resolvió la constitucionalidad de las reformas al Código Civil del entonces Distrito Federal en las que se reconoció el matrimonio igualitario y el derecho a adoptar.

Cuatro años después, los ministros de la Segunda Sala realizaron una interpretación conforme de la Ley del Seguro Social para permitir el acceso al seguro de enfermedades y maternidad al cónyuge o concubino del asegurado con independencia de si se tratase de matrimonios o concubinos de distinto o del mismo sexo.

La Corte también determinó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la posibilidad de contraer matrimonio, es inconstitucional por contravenir el derecho a la igualdad, a la no discriminación y a formar una familia, al igual que la consideración de que dicho acto civil tiene como finalidad la perpetuación de la especie.

En marzo de 2015, la Primera Sala de la SCJN declaró inconstitucional el artículo 147 de la Constitución de Colima por violar el derecho a la igualdad y a la no discriminación al establecer que sólo las parejas de diferente sexo pueden contraer matrimonio y que las parejas del mismo sexo sólo pueden establecer "enlaces conyugales". A inicios de 2016, los ministros resolvieron por unanimidad la inconstitucionalidad del Código Civil de Jalisco por establecer que el matrimonio es la unión exclusiva entre un hombre y una mujer.

Después vendría la conocida tesis 43/2015, y posteriormente en septiembre de 2016, el máximo tribunal del país, en materia de adopción, señaló que el interés superior del menor de edad se basa en la idoneidad de los adoptantes, dentro de la cual son irrelevantes el tipo de familia “al que aquél será integrado, así como la orientación sexual o el estado civil de éstos”.

Para la SNDS-PRD, lo anterior representa decidir jurídicamente con un sentido progresista y acorde con la realidad social mexicana, a la vez que contribuye a resarcir los agravios que por largos años ha experimentado la dignidad y ejercicio de derechos del colectivo LGBTTTI.

Desde este espacio de incidencia política saludamos y felicitamos los avances logrados en la materia, a la vez que exhortamos a la SCJN a mantener esta visión jurídica progresista encaminada a respetar y hacer valer los derechos de quienes ejercen una orientación sexual disidente de la heteronormatividad.

JOSÉ ANTONIO MEDINA TREJO
SECRETARIO NACIONAL DE DIVERSIDAD SEXUAL DEL PRD

Comites Ejecutivos Estatales

Acceso al Correo

  Ingresa a tú Correo Institucional
 Usuario:  Contraseña:      

Informativo Internacionales